Pundit OGM en español: Anti nuclear, anti capitalista, anti aviación, anti GM, anti racionalidad. Mejor dicho: no hagas nada ¿Ha perdido la brújula el Movimiento Verde?

posted in: Science | 1

We celebrate the creation by Ernesto Bustamante and David Tribe of a Spanish language version of GMO Pundit (Pundit OGM en español) by a repost of their latest article:

La principal pregunta de todas es cuál es la naturaleza de la política ambientalista. ¿Es el Movimiento Verde de izquierda y anti capitalista? Mark Lynas lo cree así y que aquellos que posan como Verdes deben ser marginados y dejar que se extingan solos hasta que aparezca una nueva generación de ambientalistas pro mercado, como él. “Si se convierte en una guerra cultural como el debate del aborto, entonces no se puede ganar”, dice. “Quiero un movimiento ambientalista que esté contento con el capitalismo, que salga a decir sí antes que no, y que sea riguroso sobre la forma como trata a la ciencia. El Movimiento Verde necesita un momento tipo Claúsula Cuatro – el Partido Laborista tuvo que pasar por eso.”

Anti nuclear, anti capitalista, anti aviación: El Movimiento Verde habría alienado más gente de la que ha ganado y ahora ya se oyen pedidos de un nuevo tipo de ambientalismo

… el autor Mark Lynas dice que la oposición verde a la energía nuclear es un ‘error garrafal’.

En el 2008 el laureado autor ambientalista Mark Lynas experimentó un “momento eureka”. Mientras leía en el sitio Web de The Guardian los comentarios hostiles dejados bajo un artículo que detallaba sus objeciones a los alimentos GM, él se terminó de convencer que sus críticos probablemente tenían la razón.

Un par de años más tarde, Lynas tuvo otro momento eureka mientras leía el libro de Stewart Brand, “Whole Earth Discipline”, en el que el escritor norteamericano destrozaba el manual verde y se pronunciaba en favor de la urbanización, el uso de la energía nuclear y la ingeniería genética. Unos meses después, Lynas apareció en un documental de TV, What the Green Movement Got Wrong, junto a Brand – y desde las mismas ruinas de Chernobyl que, él sostenía, no había sido ni siquiera un desastre devastador como la mayoría de gente creía.

La semana entrante Lynas publica un nuevo libro, The God Species: How the Planet Can Survive the Age of Humans, en el que él desarrolla un paso más el argumento sobre el Movimiento Verde. El libro acusa a los Verdes de haber ayudado a causar el cambio climático mediante su oposición al uso de la energía nuclear, y llama a esto un “error garrafal que se propagará cual eco a lo largo de las eras.”

“Cualquiera que hoy marcha contra lo nuclear hoy en día”, escribe, “como muchas miles de personas hicieron en Alemania luego del accidente de Fukushima, es a mi modo de ver tan malo para el clima como lo son los ecovillanos de libro de texto tales como las grandes compañías petroleras.”

La idea para el nuevo libro de Lynas le vino en otro “momento de revelación” hace dos años. Lynas, quien es asesor a tiempo parcial del gobierno de Las Maldivas (también es un investigador visitante de la Universidad de Oxford), fue invitado a participar en reuniones de un grupo de científicos en Suecia. Este grupo tenía la misión de concentrarse en el concepto de “límites planetarios”, un término acuñado por el experto en sostenibilidad Johan Rockström.

El mejor conocido de los llamados límites es el del cambio climático – la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera. Pero también hay límites para la biodiversidad, nitrógeno y la acidificación de los océanos. La idea es que, más allá de estos límites, los sistemas de la Tierra se empiezan a destruir.

La revelación de Lynas fue que estas nuevas reglas sobre cómo vivir en la Tierra deberían reemplazar inmediatamente las ideas verdes antiguas, y tomándose unas copas Rockström y él concordaron en que Lynas escribiría un libro con el propósito de popularizar esas ideas. Pero los pasajes del libro que más captan la atención son las denuncias de Lynas respecto del Movimiento Verde, y cuando hablamos él no trataba de atenuar su importancia. Más bien, nos invitaba a que visitemos su Blog, donde durante las pasadas dos semanas él se ha sumado a lanzar ataques contra un reporte reciente del IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change) sobre energías renovables. Y él sostiene que “el Movimiento Verde en sí está muriendo – yo soy un ambientalista pero no soy verde”…

… Dieciocho meses luego del fracaso de la Cumbre sobre el Clima de Copenhague, hay señales de frustraciones mayores.

“La gente cree que logrando publicidad, tomando té con un ministro y servidores públicos, cabildeando con parlamentarios, se va a lograr algo, pero no es así,” dice Charles Secrett, el ex director de Friends of the Earth que hace dos semanas escribió un artículo acusando a esa organización de ser burocrática y estar fuera de la realidad. “La protesta no nos va a hacer ganar”.

El novelista Ian McEwan se pasó años investigando sobre energías renovables para su novela del 2010, Solar, y dice que cuando empezó “había un ambiente positivo para la acción, un despertar público. Ahora pienso que todos se han echado a dormir. Copenhague fue más o menos un fiasco, y los correos electrónicos de la UEA no ayudaron. Los negadores ideológicos están bien organizados. Hoy por hoy no veo que el cambio pueda venir desde las bases, como una especie de revuelta campesina. Pienso que el momento del consumidor ha pasado y que la gente se ha aburrido.”…

…Yo mismo me vi atrapado en ello: En el 2009 me uní al Partido Verde y postulé como candidato en una elección para el Consejo unos pocos meses antes que Caroline Lucas fuera elegida como la primera parlamentaria Verde de Gran Bretaña. Fue el año que el director estúpido Franny Armstrong tuvo la idea del 10:10, mientras ella iba a debatir con Ed Miliband, y lanzó la campaña en Tate Modern y en una edición especial de G2. Y fue el año en que varios diarios de todo el mundo, liderados por The Guardian en un gesto sin precedentes de solidaridad editorial, publicaron el mismo artículo principal en sus primeras planas demandando acción sobre el calentamiento global.

Post Copenhague, el consenso es más difícil de encontrar. Las disputas recientes se reducen a tres puntos. La primera es el uso de la energía nuclear, con el columnista de The Guardian George Monbiot, el ex director de Greenpeace Stephen Tindale y McEwan entre los que concuerdan con Lynas en que la energía atómica es vital si queremos destetar al mundo de los combustibles fósiles …

…. Pero el tema más grande de todos es la naturaleza de la política ambiental. ¿Es el Movimiento Verde de izquierda y anti capitalista? Mark Lynas cree que sí, y que aquellos que se presentan como Verdes deben ser marginados y dejar que se extingan para ser reemplazados por una nueva generación de ambientalistas pro mercado como él. “Si se convierte en una guerra cultural como el debate del aborto, entonces no se puede ganar”, dice. “Quiero un movimiento ambientalista que esté contento con el capitalismo, que salga a decir sí antes que no, y que sea riguroso sobre la forma como trata a la ciencia. El Movimiento Verde necesita un momento tipo Claúsula Cuatro – el Partido Laborista tuvo que pasar por eso.”

… McEwan dice que el Movimiento Verde no es culpable de que el tema del cambio climático se haya salido de la agenda. “Pienso que tiene mucho que ver con la naturaleza humana. La mayoría de los temas tiene una narrativa, con un sentido de final o resolución – se hace un referendum, cae el gobierno – pero esta es realmente la historia de toda una vida, y no solo de nuestra vida, sino de la de nuestros hijos y de la de sus hijos. Estamos a décadas del punto en que diremos ‘Finalmente hemos hecho deflectar la curva creciente de emisiones de CO2, así que hagamos un último gran esfuerzo para así arreglar el problema para siempre.’ No hemos hecho ningún impacto en esta curva creciente aún, y es difícil mantener vivos el interés y el optimismo.”

Él agrega: “Yo nunca voté por los Tories, pero he tomado mis decisiones para las siguientes elecciones basándome enteramente en las actitudes de los respectivos partidos y sus intenciones en los temas del cambio climático. Este es el gran tema que engloba a todos los demás. Si Cameron y sus amigos plantearan un tema más eficaz y factible que Miliband, entonces yo tendría que votar por él. Yo creo que eso es todo lo que nosotros, como ciudadanos, podemos hacer.”

Follow David Tribe:
David Tribe is an applied geneticist, teaching graduate/undergrad courses in food science, food safety, biotechnology and microbiology at the University of Melbourne.